CLIMA, DESASTRES Y CONVULSIONES SOCIALES EN ESPAÑA E HISPANOAMERI

CLIMA, DESASTRES Y CONVULSIONES SOCIALES EN ESPAÑA E HISPANOAMERI
Ficha técnica
Editorial:
UNIVERSIDAD DE ALICANTE
Año de edición:
ISBN:
978-84-16724-23-9
Páginas:
404
Encuadernación:
Bolsillo
Disponibilidad:

18,00 €

La historia del clima proporciona ejemplos notables para evidenciar lo que tanto
preocupa -hoy en día- a los políticos y ambientalistas, y lo que tanto inquieta a los
científicos sociales: l¿histoire humaine du climat. En este contexto, conviene
recordar que durante la denominada Pequeña Edad del Hielo (1560-1870) el
planeta experimentó una serie de eventos meteorológicos, geológicos y sísmicos de
consecuencias severas que marcaron el devenir de la humanidad y que condicionaron
la evolución climática. Algo muy semejante puede decirse del periodo
1880-2000, donde los inviernos crudos, los veranos tórridos, las sequías prolongadas,
las erupciones volcánicas, las formaciones de ciclones y huracanes, la presencia
de terremotos y tsunamis, y las olas de calor que se experimentaron en el
mundo provocaron millones de muertes, daños en las estructuras económicas y
sociales, y efectos irreversibles en las condiciones climáticas. Sin duda, estos
hechos son un referente para comprender cabalmente el denominado cambio
climático, para diseñar medidas de prevención y protección del ambiente, y para
evidenciar la vulnerabilidad humana al tiempo de enfrentar los periplos de la
naturaleza.
Este libro tiene el propósito de acercar al lector a las relaciones que existen
entre la historia del clima y la historia humana. Para ello, se examinan hidrometeoros
extremos, erupciones volcánicas, plagas agrícolas, movimientos telúricos,
inundaciones, sequías y anomalías climáticas que coadyuvaron en la formación de
desastres tanto en España como en Hispanoamérica entre los siglos XVII y XX.
Dicha propuesta se presenta a la luz de tres ejes: la historia del clima, las relaciones
entre historia humana y naturaleza, y los vínculos entre vulnerabilidad, políticas
públicas y configuración de desastres. Además, se enmarca en la mejor tradición
de los vínculos disciplinarios: historia, antropología, geografía, climatología,
vulcanología y biología; vínculos necesarios para la generación del conocimiento.